Hay muchas personas que no utilizan Facebook para comprar cosas: la realidad es que nos conectamos para ver que están haciendo nuestros amigos, familiares y una red más amplia de contactos, para enviar mensajes, encontrar eventos, scrollear buscando memes, y… ok, para distraernos un poco de nuestro trabajo. Facebook capta nuestra atención por más minutos al día de los que nos gusta admitir. A veces un rápido vistazo en las noticias del muro nos lleva a un agujero de gusano de actividades y entretenimiento. De un clic al otro por bastante tiempo.

Esa es la razón por la cual es un medio tan potente para la publicidad. Los anuncios dirigidos de Facebook generan mucho interés, lo que se traduce automáticamente en ventas. Para los dueños de tiendas, es una gran plataforma para publicar productos. A pesar de que los usuarios muchas veces no entran a Facebook con la idea de comprar cosas, como dueño de un negocio puedes conectar con ellos mostrándoles algo que pueda agregar valor a sus vidas. Saca ventaja de esta plataforma para reconectar con antiguos clientes y establecer una buena relación con nuevos compradores. Facebook es una forma fácil y efectiva de aumentar las ventas.

En caso de que necesites aún más razones para seguir nuestro consejo, ten en cuenta que un tercio de la población del planeta Tierra –unas 2200 millones de personas- son usuarios activos de Facebook. Por eso, insistimos en que no pierdas la oportunidad y aproveches esta vasta red de usuarios para vender tus productos en una tienda online de Facebook.

 

Existen dos maneras de vender en Facebook:

  1. La opción más básica es la de crear una tienda de Facebook en la plataforma. Allí podrás listar tus productos y recibir pagos.
  2. La otra opción es configurar una tienda online utilizando un constructor de sitios web de eCommerce y linkearlo automáticamente con tu tienda de Facebook. Esto es más simple de lo que suena así que, ¡no te sientas intimidado!

La segunda opción es ventajosa porque las tiendas de Facebook tienen limitadas funciones de eCommerce, mientras que los constructores de sitios web están altamente especializados. Para que te des una idea, Facebook tiene apenas unas pocas opciones de pago, las tiendas están restringidas de vender productos físicos, la calidad de la imagen es muy baja y algunas funciones están disponibles solo para los Estados Unidos.

 

¿Cómo funciona una tienda de Facebook?

Puedes utilizar una aplicación personalizable de Facebook Pages para postear productos y atraer clientes directamente. Es bastaste económico promocionar tu pequeño rincón del universo de Facebook al público masivo, y los clientes no tienen que dejar Facebook para acceder a tu página. Utilizar una tienda de Facebook para promocionar ventas, ofrecer promociones y premiar a quienes recomienden y compartan tus productos es una muy buena opción.

 

Utiliza un constructor de sitios web para vender en Facebook 

Cómo mencionamos más arriba, los constructores de sitios web son la forma más práctica, fácil y frecuentemente más económica de configurar una tienda online. Poseen características y funciones más especializadas que aquellas que ofrece Facebook. Además, muchas pueden conectar tu lista de productos directamente con tu tienda de Facebook. Así, una vez que has lanzado tu página web, puedes configurar tu página de Facebook Business y linkearla con tu tienda.

Así, puedes optar porque Facebook aloje el proceso de pago (para que los clientes no tengan que abandonar el sitio) o bien dirigirlos a tu propia página donde tienes la posibilidad de ofrecerles más opciones de pago. Además, cualquier modificación o actualización que hagas a los productos en tu sitio de eCommerce se replicará automáticamente a tu tienda de Facebook.

Considerando que los usuarios de Facebook pasan un promedio de 20 minutos diarios en línea –un dato con el que seguramente muchos de nosotros nos vemos identificados-, recomendamos tomar ventaja de esta gigante cantidad de potenciales clientes y crear una tienda en Facebook cuanto antes!

etting up a Facebook Shop.